Nuestro objetivo es optimizar los flujos de trabajo de las consultas de ginecología. 

En los últimos años, la tecnología ginecológica ha avanzado enormemente, sobre todo, en lo que respecta al diagnóstico. Tres términos son clave en el diagnóstico moderno de hoy en día: diagnóstico por imagen, laparoscopia y endoscopia. Gracias a los avances experimentados en la tecnología endoscópica, en la actualidad, los ginecólogos tienen la posibilidad de “adentrarse” en el interior de varios órganos, por lo que si un ginecólogo detecta algo sospechoso durante una exploración, por lo común puede determinar la causa en la misma consulta. Así pues, aparte de la silla de exploración, en la consulta de un ginecólogo va cobrando cada vez más importancia la estación de trabajo ginecológica. Y, ¿qué fabricante podría ser aquí mejor que la compañía ATMOS, la “inventora” de la estación de trabajo ORL?