Mayor seguridad y reproducibilidad gracias al vacío automático

Extracción en vacío y legrado controlados por microprocesador

ATMOS S 351 Natal

ATMOS S 351 Natal

¿Qué importa en un parto vaginal natural?

En los últimos años, el número de partos por cesárea ha aumentado a la vez que ha ido descendiendo el número de partos vaginales. Aun así, todavía hay situaciones en las que se hace necesario utilizar un fórceps o un extractor. Además, aquí hay que tener en cuenta que la reducción de la frecuencia de uso de este procedimiento ha hecho que también disminuya la experiencia del personal médico con estos métodos de extracción. Esta es la razón por la que cada vez es más importante utilizar un sistema fácil de usar. ATMOS cumple las necesidades de los ginecólogos y tocólogos en un proceso seguro y con un equipo de extracción en vacío casi completamente automático. A diferencia del parto con fórceps, donde es necesario realizar muchos pasos y se requiere experiencia y tacto para evitar cualquier trauma en la madre y en el bebé, la técnica de la extracción en vacío es rápida y sencilla.

Ventajas de la extracción en vacío

La extracción del bebé con un extractor dura aprox. 6 minutos y con un fórceps entre 15 y 20 minutos. La razón de que la extracción del bebé con un extractor sea más rápida es que este método puede utilizarse cuando el bebé está todavía en el canal interior. En comparación con una cesárea, el parto por extracción tarda menos y es más eficiente: menos tiempo en la sala quirúrgica, menos tiempo en la clínica y, por ende, menos heridas que tratar. Además, el parto es más natural y la relación entre madre y bebé más profunda que en un parto con cesárea.