En los últimos años ha habido grandes avances tecnológicos en ginecología, sobre todo en lo que se refiere a las soluciones terapéuticas. 

Cada vez hay más ginecólogos que desean poder llevar a cabo intervenciones terapéuticas en sus consultas. Esto es posible, por ejemplo, integrando en la estación de trabajo la cirugía por radiofrecuencia. Este método poco doloroso y no invasivo permite realizar incisiones de alta precisión en la misma consulta.